Mueren peces y aves por agua contaminada con bebidas alcohólicas que destruyó la Aduana

Mueren peces y aves por agua contaminada con bebidas alcohólicas que destruyó la Aduana

DIARIO EL GRAN CHACO.-  Se trata de productos de contrabando que destruyó la Aduana Nacional en los predios que tiene en Campo Pajoso, donde la gran parte de los productos eran bebidas alcohólicas que fueron decomisadas y destruidas en anteriores días, lo que contaminó la vertiente de agua.

Los dirigentes de la comunidad de Campo Pajoso, muy preocupados llegaron hasta la Defensoría del Pueblo y el Gobierno Municipal, para sentar una denuncia en contra de la Aduana Nacional, que fruto de los trabajos de destrucción de mercaderías de contrabando, contaminaron las aguas de una vertiente de la comunidad, misma que servía para riego de huertos comunales y era fuente de vida para muchos animales que, debido a la contaminación están muriendo según la verificación que realizó el personal de la Defensoría, que está solicitando informes a la institución denunciada.

En pasados días, la Aduana Nacional, procedió a la destrucción de mercaderías de contrabando en un total de 57 toneladas, las cuales eran vinos y cervezas, pero está destrucción lo realizaron en sus mismos ambientes de la comunidad de Campo Pajoso y al tratarse de una considerable cantidad de bebidas alcohólicas, estás llegaron hasta la vertiente de la comunidad, contaminando unos dos o tres kilómetros de la vertiente de agua, la cual tenía peces y aves que consumen el líquido elemento, pero al estar contaminado, provocó la muerte de los peces y algunas aves, por lo que la comunidad pide resarcimiento de daños a la Aduana, debido a que no pueden usar el agua para riego de sus huertos.

«Ellos hicieron la destrucción de esos líquidos en sus predios y lastimosamente esos desechos fueron a desembocar a una vertiente que se encuentra cerca y nosotros hemos asistimos al lugar para constatar de que existe una gran cantidad de peces muertos y había peces agonizando, aves que suponemos que vinieron de ahí, porque están tirados en el lugar y con esto se causó un gran daño a la biodiversidad y lastimosamente la Aduana no tomó los recaudos necesarios para que esos vinos no desemboquen en esa vertiente y la afectación es de dos o tres kilómetros”, explicó Walter Portillo, coordinador del Defensor del Pueblo.

Asimismo, afirmó que el agua se encuentra totalmente fétida, con un olor que no se puede aguantar y producto de eso, está causando la muerte de animales y también está afectando a los huertos de la comunidad que siembran hortalizas, las cuales eran regados por el agua de la vertiente.

Ahora el pedido es que la Aduana realice acciones para mitigar el daño y posteriormente que puedan resarcir el daño ambiental, mismo que estará sujeto a los informes que brinde el personal del Gobierno Municipal, que debe definir cuánto es la afectación del daño al medio ambiente, lo cual está protegido por leyes nacionales.

Deja un comentario