Denuncian que joven madre fue secuestrada por su pareja, la mujer sufría violencia

Denuncian que joven madre fue secuestrada por su pareja, la mujer sufría violencia

El hecho ocurrió en Roboré, Santa Cruz. Keila está desaparecida hace una semana y un día, sus familiares temen por su bienestar y la de sus hijos porque días antes, la joven madre relató que fue amenazada de muerte.

5 de febrero (Urgente.bo).- La familia de Keila J. denuncia que la joven habría sido secuestrada por parte de su pareja quien la maltrató días antes. Además, aseguran que la Policía, al igual que la familia del sujeto, estaría encubriendo al agresor. Antes de su desaparición, la víctima fue amenazada de muerte.

El calvario de la familia inició el pasado miércoles cuando Keila, cansada del maltrato y los celos de su pareja, decidió quedarse en la casa su familia, pero un día después retornó con su agresor, con quien ya llevaba 10 años de relación, a fin de coordinar situaciones legales en torno a sus dos hijas menores.

“A las 8 llama diciendo que está bien que se iba a ver con los padres de su marido y que iban a quedar, al otro día en la mañana le hace una video llamada a mi hermana y ahí la ve con los ojos todo morados y mi hermana se pone a llorar y le dice que no le cuente nada a sus padres”, relató su hermana.

En el contacto, Keila relató que fue golpeda y amenazada de muerte con un desarmador y pese a que pidió que sus padres no se enteren, su familia fue a buscarla.  Pero al llegar al domicilio, los suegros de la joven aseveraron que la pareja se fue a Aguas Calientes.

“No vas a contar a nadie de esto (…) yo voy a cuidarme de éste, me iré a Santa Cruz, a buscar trabajo, lo que sea, pero no quiero estar con él”, se oye en el audio que mandó Keila a su familia. También la víctima denunció que su agresor la golpeó y le prohibió salir. A su vez, se quejó de dolores en la espalda y el cuerpo.

Ante la preocupación y la angustia, la familia de Keila emitió la denuncia a la Policía. Y pese a las promesas de los suegros sobre que la mujer volvería a reencontrarse con sus padres, aún no tienen información de su paradero.

Pese a que Keila envió audios a sus familiares para decirles que está bien, los padres exigen verla porque transcurrió una semana y un día. La hermana denuncia que la víctima sufrió de violencia hace tiempo atrás, pero no se tienen pruebas, más que la advertencia de los vecinos.

El pasado miércoles se llevó a cabo una audiencia donde los padres del sujeto brindarían sus declaraciones para llegar a un acuerdo, sin embargo, tras no tener respuestas del paradero de Keila no se llegó a acuerdos. “¿Por qué tanto la esconden? (…) la gente sale y ahí a mi cuñado le dicen que todo es con plata como diciendo que somos pobres, dijeron como si se le habría pagado a la Policía”, relató la hermana.

La última vez que Keila se reportó fue el miércoles “diciendo que no gasten plata que ella está bien, pero por qué tanto la esconden, por qué no dan la cara, dice que por voluntad propia se fue, pero su ropa sigue en casa”, lamentó la hermana.

Deja un comentario