Anthony Hopkins celebró 45 años sin tomar alcohol: “Me dirigía al desastre bebiendo hasta morir”

Anthony Hopkins celebró 45 años sin tomar alcohol: “Me dirigía al desastre bebiendo hasta morir”

El actor compartió un mensaje de esperanza dirigido a todos los que están luchando frente a las adicciones.

El actor les dejó un mensaje en las redes a sus seguidores. (Foto: AFP)

Anthony Hopkins, de 82 años ya compartió en muchas ocasiones que tuvo problemas con el alcohol y hubo un momento en el que tuvo que enfrentarse a ellos. Sin embargo, este martes, cuando cumplía 45 años de ese compromiso consigo mismo que lo llevó a dejar de beber, decidió compartir con sus seguidores un video a través de Twitter en el que habla sobre la decisión que tomó, celebra las décadas que lleva consiguiendo mantenerse sobrio y, sobre todo, envía un mensaje de esperanza a todos los que se encuentran ahora en el mismo proceso que él tuvo que emprender hace años.

“No te rindas, aguantá”, ese es básicamente el mantra que el actor dirige a todos aquellos que luchan contra las adicciones durante la pandemia de COVID-19. “Sé valiente y llegarán para ayudarte fuerzas poderosas”, continúa. En el video, Hopkins comienza reconociendo que “fue un año difícil, lleno de dolor y tristeza para muchas, muchas, muchas personas”. Después el actor, que cumplirá 83 años este jueves, se dirige directamente a los que se encuentran en la misma situación que él vivió ya tanto tiempo: “Hoy hace 45 años tuve una llamada de atención. Me dirigía al desastre. Estaba bebiendo hasta morir”. Tras estas duras palabras concreta en que consistió aquella luz que lo hizo cambiar de actitud: “Recibí un mensaje, un pequeño pensamiento que decía: ‘¿Querés vivir o morir?’ Dije que quería vivir. Y de repente llegó el alivio y mi vida fue increíble”.

Hopkins reconoce en la publicación en su red social que todavía tiene algunos días en los que aparecen las dudas, pero hace hincapié en la necesidad de mantenerse fuerte. “Hoy es el mañana que tanto te preocupaba ayer”, dice dirigiéndose a sus seguidores. “Ustedes, los jóvenes, sigan ahí. No se rindan, solo sigan luchando”. Hopkins comenzó su carrera como actor de teatro en Reino Unido en los años sesenta y obtuvo su gran oportunidad a nivel internacional a finales de esa década, en 1968, cuando interpretó El león en invierno junto a Peter O’Toole y Katharine Hepburn. Su juventud, como ocurrió con tantos otros, transcurrió en algunas ocasiones en el límite de la frontera y admitió que al principio de su carrera estuvo “borracho y de resaca” demasiadas veces. Fue cuando estaba a punto de cumplir 38 años cuando decidió cambiar este rumbo que vio podía acabar con muchas de las cosas que había conseguido hasta entonces, incluso con su propia vida.

En 1992 consiguió el Oscar a Mejor Actor por su interpretación de Hannibal Lecter en El silencio de los inocentes y a lo largo de los años fue nominado a este premio en otras cuatro ocasiones: en 1993 por Lo que queda del día y en 1995 por Nixon, en la misma categoría; y en 1997 y 2019 como Mejor Actor de Reparto por Amistad Los dos papas, respectivamente. En su prolija carrera profesional hay otros muchos títulos que lo consagraron como una de las mayores estrellas del teatro y la pantalla. En los últimos meses también se alaba su última interpretación en la película El padre, una actuación que algunos auguran como candidata a los próximos Oscar.

Hace un año la revista estadounidense Interview organizó un encuentro entre Anthony Hopkins y Brad Pitt, que compartieron cartel en el film ¿Conoces a Joe Black? y que mantienen una relación de amistad desde entonces. Ambos hablaron sin tapujos de sus problemas con el alcohol y sobre detalles de sus vidas tras abandonar esta adicción. Charlaron de la vida y de cómo creen que ambos decidieron afrontarla con pasión y dejarse llevar por ella y Brad Pitt compartió con Hopkins que todavía “está luchando con la culpa”. “Me estoy dando cuenta como acto de perdón hacia mí mismo que valoro los pasos en falso que he dado, las elecciones que hice de las que no estoy orgulloso, porque me proporcionaron algo de sabiduría. No puedes tener lo uno sin lo otro”, dijo el exmarido de Angelina Jolie. En ese momento Hopkins le dijo que leyó que tuvo problemas con el alcohol y Pitt le respondió: “Lo vi como un escape”.

Hopkins también se sinceró y le contó que escondió el mismo problema hace tiempo. “Hice cosas malas, pero todo fue, en cierto modo por una razón”, reflexionó el actor británico. “Es extraño mirar hacia atrás y pensar: ‘Dios, hice todas esas cosas’, pero es como si hubiera una voz interior que dice: ‘Se acabó. Hecho. Sigue adelante”. En el mismo encuentro, Hopkins se preguntó por el sentido de hacer ciertas elecciones en la vida: “No sé por qué bebí”, afirmó. “Ahora miro hacia atrás y pienso: ‘No estuvo mal, pero no quiero volver a hacerlo’. Entonces causé daño y pido disculpas a las personas por hacer lo que hice. Forma parte de estar vivo. Hay que olvidar y simplemente seguir hacia delante”.

Deja un comentario